TIME REVOLUTION CLEAR TONER


 

 

Hablemos de tónicos...

Por Jessica Melena Subgerente en Sucursal Hamburgo   

 

Tonificar la piel es un paso fundamental en la rutina de cuidado facial, pero hay una tendencia generalizada a omitirlo, ya que se desconoce su función y beneficios sobre la piel.

El tónico es un producto primordial entre la limpieza y la hidratación porque ayuda a concluir el primer paso y a preparar la piel para el segundo.

Cuando limpiamos el rostro, ya sea con jabón, lociones, aceites, agua micelar u otros. Alteramos el pH de la piel, afectando la función de la barrera que la protege frente a agentes agresivos externos como pueden ser el clima, la contaminación, bacterias, etc. Es por ello que al utilizar algún  tónico como primer paso de nuestra rutina, logramos restablecer el balance y así podemos finalizar el proceso de limpieza.

La composición del tónico es un factor clave a tener en cuenta para un mayor bienestar de nuestra piel. Existe una amplia gama de opciones en el mercado pero siempre debemos asegurarnos de que el producto esté libre de cualquier tóxico o ingrediente químico que pueda ser demasiado astringente y logre resecar nuestro cutis, como sucede con los alcoholes.

 

 

Mi favorito Clear Toner 

En lo particular, he tenido una muy grata experiencia con este tónico, ya que para mi piel mixta, sensible y pasados los 30's, encontrar el equilibrio perfecto en cualquier producto no es algo sencillo. De entre sus componentes principales del CLEAR TONER y muy característicos de la cosmética coreana, se encuentra el extracto de levadura fermentada; ingrediente que se ha convertido en uno de mis favoritos, debido a que, estimula la regeneración celular, proporcionándonos además de un brillo saludable, un tono y textura uniforme principalmente.

Me reconforta igualmente saber que es un producto libre de fragancia y con un pH bajo, porque mantiene mi piel sin irritaciones y lo suficientemente hidratada en zonas sensibles como lo son las mejillas, al mismo tiempo que controla el exceso de sebo y reduce los poros abiertos en zonas conflictivas gracias a sus suaves componentes exfoliantes AHA y BHA.

 

 

Regularmente, primero lo utilizo con una almohadilla de algodón que deslizo por todo mi rostro para eliminar posibles restos de suciedad y células muertas. Posteriormente tomo un poco en la palma de mi mano y lo aplico directamente sobre mi piel, dando un ligero masaje hasta que se absorbe por completo; obteniendo como resultado una piel fresca, limpia y luminosa.

Sin más, un básico imperdible para aquellas personas que como yo, buscan algo más que hidratación.

 

 


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados